Zonas erógenas femeninas, vuélvele loca!

Zonas erógenas femeninas

No hay hombre que no desee que su chica disfrute, y conseguirlo es tan simple como estimular el punto adecuado para hacer que ella estalle de placer. Al hablar de zonas erógenas resulta muy fácil encontrar el clítoris como la primera y casi principal opción, y aunque es cierto que adoramos que nos estimulen en este delicioso punto, nuestro cuerpo está lleno de otras zonas que nos hacen estallar en disfrute. ¿Las conoces? En Tapersex Barcelona te presentamos las zonas erógenas femeninas más potentes, además del clítoris.

  • El pelo, aunque pueda parecer sorprendente, es un punto muy importante cuando se trata de conquistar para el acto sexual. Acariciar el pelo de tu chica la relajará y le hará sentir que la quieres, un previo ideal para prepararla para el sexo.
  • El cuello, las orejas y los hombros son sin duda zonas muy sensibles, que si las llenas de besos o pasas tu lengua suavemente, e incluso si respiras de forma acelerada cerca, conseguirás que ella estalle de placer. Un excelente camino que conducirá a la excitación total.
  • Si tu chica se encuentra de espaldas en pleno jugueteo previo, no pierdas la oportunidad de besar y acariciar la parte interna de sus brazos, llena de terminaciones nerviosas que le darán mucho placer. Ni que decir de su espalda, y es que los besos y masajes en esta zona son altamente excitantes.
  • La parte interna de los muslos es sin duda un camino bendito que no puedes dejar de explorar. Además de ser una zona muy sensible, los besos y caricias allí hacen que la ansiedad se desate pues le estás indicando a tu chica que pronto llegará el sexo oral, una idea que claramente le resultará muy placentera.
  • Llegamos a un punto obvio: los senos, un templo de placer para ella y para ti. Nunca olvides que hay mujeres muy sensibles en esta zona, que pueden incluso alcanzar un orgasmo únicamente con la correcta estimulación del pezón. Caricias gentiles, una lengua que lama con energía y una boca que sepa chupar son tus mejores herramientas.
  • Aunque muchos hombres no se animan a dar el beso negro, el perineo y el ano son dos de las zonas erógenas femeninas más sensibles. Debido a sus muchas terminaciones nerviosas, la entrada al recto bien acariciada y estimulada, le dará mucho placer a tu chica.

¿Estás listo para probar? Paséate por estas zonas erógenas y haz que tu chica disfrute de un encuentro delicioso y pasional.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

9 + 1 =