Cómo tener un orgasmo anal y disfrutar al máximo

Cómo tener un orgasmo anal y disfrutar al máximo

El sexo anal no es una práctica exclusiva de homosexuales, al contrario. Es un tipo de relación sexual que puede gustar (y mucho) tanto a mujeres como a hombres sean gay o heterosexuales. Y es que en el ano también se encuentran una gran cantidad de terminaciones nerviosas que pueden ayudarnos a vivir una experiencia increíble.

En el post de hoy queremos que sepas cómo tener un orgasmo anal y disfrutar al máximo. Por ello, vamos a ofrecerte una serie de consejos que te ayudarán a alcanzar el clímax. Créenos: ¡alucinarás con la experiencia!

Un orgasmo anal: las claves para alcanzarlo

En el ano existen muchas terminaciones nerviosas que pueden darte un gran placer. Estimulando la zona correctamente, conseguirás vivir una experiencia altamente satisfactoria con tu pareja. Pero, para ello, es importante que tengas en cuenta una serie de consejos que te permitirán relajarte y entregarte a esta vivencia.

La importancia de estar relajado y excitado

Para poder tener un orgasmo anal es importante estar tranquilo. Ten en cuenta que, a diferencia de otras zonas del cuerpo, esta no tiene lubricación natural. Por tanto, se tiene que ir con más cuidado a la hora de querer llevar a cabo la penetración.

Cómo tener un orgasmo anal y disfrutar al máximo

Si estás nervioso/a, lo más probable es que la cavidad anal esté más cerrada y, por tanto, cueste mucho más estimularla. Por eso, es importante la relajación y la excitación previa, no tener prisas y acariciar todo el cuerpo para prepararlo.

Masajea la zona para poder alcanzar un orgasmo anal

Tanto los hombres como las mujeres pueden disfrutar de un orgasmo anal. Pero , lo cierto, es que ellos son más propensos que ellas porque, desde aquí, se alcanza el punto G masculino. Por este motivo, no solo hombres homosexuales disfrutarán del sexo anal sino que todos los hombres pueden hacerlo de una forma increíble.

Lo ideal para poder alcanzar el clímax es que la zona esté bien estimulada y la persona esté excitada. Dedica el tiempo que necesites a los preliminares y nunca tengas prisa para penetrar. De esta forma, el cuerpo irá “pidiendo” de forma natural la penetración y el resultado será mucho más placentero.

Lubricante ¡siempre!

Tenemos que tener en cuenta que en la zona anal no hay lubricación natural. Por tanto, es absolutamente imprescindible que, antes de la penetración, uses lubricante anal para facilitar la entrada y salida. Con este producto de cosmética erótica conseguirás humidificar la zona y hacer que la experiencia sea de los más placentera.

Ten en cuenta que, con dolor, la excitación puede bajarse y el temor por volver a sufrir dolor puede hacer que cerremos el esfínter. Por tanto, nunca olvides usar lubricante anal para poder disfrutar al máximo de este encuentro sexual.

Annilingus, o sexo oral en el ano

Para poder tener un orgasmo anal se recomienda que la zona esté correctamente estimulada. Ya hemos hablado de que masajees la zona pero, también, puedes excitar más a la persona mediante el sexo oral en esta parte del cuerpo.

Para garantizar la higiene y la seguridad se recomienda que se use un protector de lengua. De esta forma, evitarás contagiarte con bacterias o suciedad que pueda incomodar. El sexo oral en el ano puede ser increíble pero siempre es importante preguntar antes para que los dos estéis completamente de acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

5 + = 10