Por qué no disfruto al hacer el amor con mi pareja

Por qué no disfruto al hacer el amor con mi pareja

¿Por qué no disfruto al hacer el amor con mi pareja? Este síntoma que padecen muchas mujeres suele relacionarse con el término frigidez. Si buscamos la palabra en el diccionario, podemos ver que la definición exacta es “incapacidad de la mujer para experimentar placer sexual y llegar al orgasmo”. Sin embargo, la frigidez se encuentra asociada a un trastorno sexual que en nuestra sociedad tiene connotaciones denigrantes.

Sentir más o menos placer no tiene por qué estar vinculado a algo físico sino mental o psicológico. De esa manera, los encuentros íntimos se llevan a cabo, pero no hay deseo y, si no hay deseo, tampoco hay placer, siendo algo impensable llegar al clímax. En muchas ocasiones, la mujer se siente mal al aceptar la sexualidad vivida, llegando a fingir para complacer a su pareja. Estos temores perjudican la forma de concebir el sexo al no disfrutar plenamente de las relaciones sexuales.

Mujeres que se debaten entre el miedo y el sufrimiento

Puede ocurrir que una persona se entregue físicamente, pero que su mente no participe. Admite la penetración, pero no la disfruta hasta el punto de rechazarla. Estas son algunas de las razones planteadas por algunos especialistas que te llevarán a responder a tu pregunta ¿por qué no disfruto al hacer el amor con mi pareja?

El insomnio provoca cansancio y preocupación, y cuando esto sucede, el deseo sexual pasa a un segundo plano. Sin embargo, no debería ser así, pues los expertos aseguran que el sexo alivia la dificultad de conciliar el sueño. Tanto igual sucede con tema de los medicamentos, pues pueden llegar a alterar gravemente la avidez sexual.

Los problemas de infertilidad suelen provocar una situación muy dolorosa. El sexo se puede ver como un medio para alcanzar un objetivo concreto, tener un hijo, algo que puede resultar decepcionante y triste.

La infidelidad es una experiencia vinculada a la pérdida de apetito sexual. Frustración, vergüenza, culpabilidad y ansiedad, todos estos sentimientos provocan la ausencia de libido. Tanto igual sucede con la inseguridad al no aceptar nuestro cuerpo.

Por qué no disfruto al hacer el amor con mi pareja

Los cambios hormonales pueden explicar esta inapetencia, pues en la menopausia, el organismo genera menos estrógeno. Convertirse en madre también produce cambios hormonales: mayor sequedad vaginal, cansancio e inseguridad. Asimismo, ciertos trastornos físicos como los problemas de tiroides, que disminuyen la libido y provocan depresión y fatiga.

El aburrimiento y la rutina son grandes enemigos de las relaciones. Después de tantos años, es lógico que una pareja se refugie en la costumbre y el tiempo, aunque hay que hacer todo lo posible para salir de ahí. Romper la monotonía es algo clave y para ello hay que salirse de la zona de confort a través de la innovación y la experimentación.

Cómo reavivar el deseo en la pareja

Puedes hacer varias cosas, aunque lo más primordial es la comunicación. Hablar con tu pareja y expresar lo que sientes es fundamental en una relación. ¿Por qué no disfruto al hacer el amor con mi pareja? De nada sirve preguntarse una y otra vez los motivos, si no se pone remedio. No hay que fingir, simplemente dialogar. No hay que culpar, simplemente saber escuchar.

Por qué no disfruto al hacer el amor con mi pareja

No fuerces la situación. El cansancio influye negativamente a la hora de mantener relaciones. Tan solo descansa y recupérate, ya habrá otra ocasión. Sin embargo, si ves que la cosa empeora con el tiempo, tal vez es hora de que consultes a un especialista. La falta de deseo sexual puede haber invadido tu vida como un huracán, pero estás a tiempo de librarte de una vida sexual poco satisfactoria.

Analiza tu relación de pareja y actúa. En realidad no resulta complicado, simplemente pregúntate qué sientes estando con esa persona, cómo os sentís juntos y si eres feliz. La respuesta a estas preguntas te dará parte de la solución.

Por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre

Por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre

Por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre

¿Por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre? Es más habitual de lo que parece, de hecho, muchas mujeres sufren algún tipo de molestia cuando tienen relaciones sexuales. Los dolores pueden aparecer en el momento de la penetración o incluso después de haber mantenido un encuentro sexual. Estos síntomas se conocen como dispareunia.

La dispareunia no es una situación atípica, aunque los motivos pueden ser diversos. Puede presentarse cuando la mujer tiene heridas internas o si padece algún tipo de infección. También al tener una relación sexual más intensa, falta de lubricación vaginal o incluso por causas psicológicas que generen el “cierre” involuntario de las paredes vaginales.

Sea como sea, es bastante frecuente, aunque si se siente dolor, es recomendable acudir a un ginecólogo para hacer un examen y determinar cuál es su origen y tratamiento.

Motivos por los que aparece la dispareunia

Se llama dispareunia a una afección femenina que presenta dolores y molestias mientras se está practicando sexo o al momento de haber tenido una relación sexual. Existen diferentes clases de dispareunia dependiendo del momento en el que la mujer padezca dicho dolor.

Por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre

Se dice que es “de presencia” cuando las molestias se suceden durante la penetración, es decir, cuando el órgano sexual masculino se encuentra en el interior del conducto vaginal. “De intromisión“, el dolor o molestia surge cuando el miembro viril intenta entrar en la vagina. “De choque“, también llamado “balística“, se refiere al dolor que siente la mujer cuando el hombre presiona el fondo del conducto.

Estas molestias aparecen de una u otra forma y las razones son diversas. Todo depende de cada mujer, si bien el origen puede ser físico o mental. Lo normal es que un especialista lleve a cabo un examen para determinar el diagnóstico y la causa concreta.

A partir de ahí es posible buscar una solución. De todas formas, si alguna vez te has preguntado “por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre”, te vamos a mostrar algunas de las principales causas que pueden explicarlo. Solo así podrás hacerte una idea aproximada de los motivos por los que aparecen estas molestias.

Principales causas del dolor en el vientre

Las causas por las que aparece este dolor en las relaciones son varias. Desde aquí analizaremos las más habituales, aunque te aconsejamos que acudas a tu médico de cabecera para determinar con seguridad el origen y tratar así el problema.

¿Por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre? Una de las causas que podría explicarlo hace referencia a la infección del cuello uterino. La cervicitis se refiere a una enfermedad infecciosa que se desarrolla en el cuello uterino, siendo la responsable del dolor. Estas molestias pueden presentarse durante o después del acto sexual y es fácil distinguirlo por sus síntomas. En estos casos, el flujo vaginal aparece con un color distinto, más espeso y con olor. Incluso cabe la posibilidad de que la mujer pueda sangrar un poco tras el sexo.

Por qué cuando tengo relaciones me duele el vientre

No hay duda de que la falta de lubricación vaginal puede ser otro de los motivos. Si la mujer no está suficientemente lubricada, el pene al friccionar con la vagina produce molestias. En el sexo hay que disfrutar al máximo, pero para evitar dolores en la penetración es muy importante la lubricación, de manera que la vagina se dilate. La mujer puede no estar excitada, aunque la falta de flujo también se puede explicar por la menopausia o la premenopausia.

Otras causas

Los coitos agresivos, de igual manera, pueden producir dolor en el vientre o en el bajo vientre. Cuando las relaciones sexuales son más bruscas de lo normal, la penetración es más fuerte y pueden generar ardor, irritación o incluso sangrado. Asimismo, las heridas internas o las reacciones alérgicas generadas por el espermicida o látex de los métodos anticonceptivos utilizados.

Dentro de los motivos psicológicos se encuentra el vaginismo. En estas situaciones, la mujer tiene espasmos involuntarios, lo que provoca que la vagina se cierre, impidiendo la entrada del miembro.

Por qué cuando hago el amor no siento placer

Por qué cuando hago el amor no siento placer

Por qué cuando hago el amor no siento placer

Es posible que alguna vez te hayas hecho esta pregunta “¿por qué cuando hago el amor no siento placer? Muchas mujeres confiesan sentir placer en la masturbación, ya sea en solitario o en pareja. Sin embargo, en el momento del coito puede no suceder lo mismo, es decir, durante la penetración son incapaces de llegar al orgasmo.

La razón parece ser mucho más sencilla de lo que parece. Diversos estudios demuestran que el motivo no se basa en ningún defecto ni ningún problema físico, sino en la forma de manipular el clítoris. De hecho, algunos factores relacionados estrechamente con el momento de la penetración pueden corregirse, obteniendo como resultado relaciones sexuales más placenteras, tanto para el hombre como para la mujer.

Motivos que explican la ausencia de placer

El clítoris es clave en la anatomía sexual de la mujer por su gran número de terminaciones nerviosas que conducen a la excitación y al orgasmo. La mayoría de las veces suele ocurrir que no se estimula lo suficiente, de ahí la ausencia de placer. Tan solo un reducido número experimenta una disfunción sexual severa, aunque en esos casos, el placer no se obtiene ni siquiera a través de la masturbación y es necesario contar con la ayuda de un terapeuta o sexólogo.

La excitación femenina resulta más compleja que la masculina y necesita una estimulación previa. La ausencia de los llamados “preliminares” o juegos previos puede explicar esa falta de disfrute. Si por el contrario, los juegos sexuales son estimulantes, el clítoris aumentará de tamaño y lo hará más sensible al roce y al tacto, concediendo mayor placer.

Por qué cuando hago el amor no siento placer

Otra de las explicaciones que tratan de responder a la pregunta de por qué cuando hago el amor no siento placer, guarda relación con la posición sexual. Es posible no encontrar la más adecuada o estimulante para la mujer. Algunas de estas posiciones pueden resultar tremendamente apasionantes para el hombre, pero no para la mujer, de ahí que sea importante encontrar las más excitantes para ambos.

Despejar la mente para mayor placer

Normalmente, las penetraciones rápidas no son demasiado placenteras para la chica. De ese modo, elegir la posición más adecuada no es suficiente y la intensidad juega un papel muy importante. Experimentar en el sexo con penetraciones lentas y suaves que vayan acompañadas de otras actividades placenteras como besos, caricias o diálogo de tipo sexual, puede ser una buena solución.

La mujer ha de estar muy concentrada durante el acto y puede ser uno de los motivos que explican la falta de placer. Es prioritario despejar la mente y no pensar en las cosas que te han sucedido a lo largo del día o en las tareas que aún tienes pendientes.

Siguiendo esta misma línea se encuentra la monotonía sexual, un problema bastante común que es necesario solucionar. En estos casos, la improvisación o la experimentación pueden resultar fundamentales para concentrarse y no perder las ganas.

El placer en el sexo: métodos para aumentarlo

¿Por qué cuando hago el amor no siento placer? Hemos mencionado algunos de los motivos más frecuentes, pero ahora debes hacer lo posible por manejar la situación y aumentar al máximo el placer. Ahora bien, ¿cómo hacerlo?

Existen varias maneras de hacerlo, aunque seguro que un profesional en la materia podrá ayudarte a la hora de trabajar en la excitación. Los sexólogos, por ejemplo, recomiendan contraer los músculos internos mediante los conocidos ejercicios de Kegel.

Por qué cuando hago el amor no siento placer

Una vez estés a punto de llegar al clímax no lo fuerces, porque es posible que el orgasmo acabe esfumándose. Tan solo concéntrate y haz lo posible para que el placer vaya aumentando progresivamente, sin preocuparte de nada más. Explorar el cuerpo puede ser de gran ayuda a la hora de alcanzar más fácilmente un orgasmo. Como ya hemos mencionado, también resulta estimulante centrarse en otros placeres tipo caricias, masajes o miradas.

Cómo sentir más placer cuando hago el amor

Cómo sentir más placer cuando hago el amor

Cómo sentir más placer cuando hago el amor

Por suerte, hoy contamos con todo tipo de información en la materia y podemos acceder a ella de manera fácil y rápida. Existen libros que nos hablan sin pudor sobre el sexo, revistas especializadas dedicadas a explorar el cuerpo y sexólogos cuya labor es servir de guía en la búsqueda del orgasmo. ¿Cómo sentir más placer cuando hago el amor? No todo el mundo es igual ni le motivan las mismas cosas, por eso la mujer ha de entender y conocer su zona erótica para actuar libremente y sentir.

Hacer el amor significa conocerse así mismo y darse a conocer. Es una conexión especial donde tienen cabida los sentidos y las emociones. Disfrutar de relaciones sanas y maduras es lo que da sentido al coito y cuando el dolor o la insatisfacción hacen acto de presencia algo no funciona bien.

Ciertamente, el órgano sexual de la mujer es más delicado que el del hombre y suele necesitar más tiempo para excitarse, por eso es prioritario responder a una serie de preguntas y compartir tus deseos y gustos mediante la comunicación.

Cómo aumentar el placer en el sexo

Cómo sentir más placer cuando hago el amor es algo que suelen preguntarse muchas mujeres. Muchas veces la respuesta reside en la experimentación y en la forma en la que comunicas al otro lo que está funcionando y lo que no.

Cómo sentir más placer cuando hago el amor

Con respecto a las posiciones sexuales, es importante que de vez en cuando tomes el control y el ritmo en tus relaciones. De esa forma, ambos disfrutaréis del sexo y no sentirás dolor con la penetración.

Los juegos previos son imprescindibles para sentir placer y aumentar el grado de excitación. Besos, sexo oral, caricias o intimidad verbal, todo ello resulta necesario antes de entrar en acción y hacer que la penetración se convierta en un acto apasionante y placentero.

Mucha gente acude a los juguetes sexuales para experimentar algo nuevo y emocionante. La rutina puede ser la responsable de la incapacidad de sentir placer en las relaciones sexuales e incluso del declive de una relación. De ese modo, siempre y cuando la pareja esté de acuerdo y no se haga únicamente por complacencia, estos accesorios pueden resultar muy beneficiosos.

La relajación resulta fundamental, de hecho, el cerebro femenino es otro órgano sexual que hay que cuidar, quizá el más importante. A la hora de tener sexo, es imprescindible liberar la mente y desconectar de la rutina diaria. Y es que resulta imposible sentir excitación cuando te estás preguntando qué hacer de comida en vez de pensar en la intimidad del acto en sí.

Siguiendo los consejos de los profesionales

Los sexólogos son expertos que te ayudarán a aumentar el placer en el sexo para llegar al orgasmo de manera más efectiva. De cualquier forma, estas son algunas de las recomendaciones que suelen hacer para obtener una vida sexual satisfactoria.

Cómo sentir más placer cuando hago el amor

Lo primero es dejarse llevar y pensar simplemente en sexo. Parece algo fácil, pero no siempre somos capaces de conseguirlo. La motivación es clave y las fantasías pueden servir para ponernos en materia y aumentar la excitación.

Los llamados ejercicios de Kegel son muy conocidos. Gracias a ellos, la mujer trabaja sus músculos vaginales para fortalecer la vagina, al tiempo que aumentamos su sensibilidad y placer. También resulta frecuente practicar ejercicios relacionados con la zona perineal, algo que pueden hacer hombres y mujeres. El pilates o el stretching son actividades que te servirán a la hora de entrenar estos músculos, de forma que la penetración sea más fructífera. Y es que no hay duda, quien lo practica tiene más posibilidades de convertirse en un magnífico amante.

Qué es hacer un francés completo

Qué es hacer un francés completo

Qué es hacer un francés completo

Seguro que más de una vez has oído la expresión de “hacer un francés” relacionada con el mundo del sexo, ¿verdad? Y es que se trata de una forma popular de llamar la práctica del sexo oral. Es decir, realizar una felación a un hombre es hacer un francés y, dependiendo del tipo que hagas, será completo o no.

En este artículo vamos a descubrirte qué es hacer un francés completo para que sepas a qué se refiere esta expresión y, además, también te daremos algunos buenos consejos para mejorar tu sexo oral.

Qué es un francés en el sexo

Antes de nada, vamos a detenernos un momento en la expresión de “hacer un francés”. Como ya hemos dicho en la introducción, esta expresión hace referencia a la práctica de sexo oral. Así pues, también se conoce con otros nombres como “felación” o “mamada”.

El origen de este término proviene de que en el siglo XIX fue cuando empezaron a aparecer los primeros prostíbulos en Europa y, en Francia, se empezó a innovar con la práctica del sexo oral. Y, por tanto, actualmente se sigue conociendo con este término que, únicamente, indica el origen.

Qué es hacer un francés completo

Diferentes maneras de hacer un francés

Pero ¿qué es hacer un francés completo? Lo cierto es que es un término que suele usarse en el mundo de la prostitución o de las escorts ya que, en su carta, existen diferentes prácticas que pueden estar, o no, incluidas.

En este sentido, tienes que saber que existen diferentes formas de hacer un francés. Son las siguientes:

  • Francés natural: se trata de hacer una felación de forma natural, es decir, sin usar preservativo

  • Francés completo: es cuando la persona que realiza la felación la hace hasta el final, es decir, hasta que el hombre llega al orgasmo y a la eyaculación

  • Francés facial: es cuando la eyaculación masculina se lleva a cabo sobre la cara de la mujer después de la felación

Consejos para hacer un francés perfecto

Ahora que ya sabes qué es hacer un francés completo es el momento de darte algunos buenos consejos para que aprendas algunos trucos para hacer un sexo oral de infarto.

  • Usa la lengua: es importante que, durante la felación, no solamente introduzcas el pene en la cavidad oral sino que, también, juegues con la lengua. Puedes lamer o pasar la punta de la lengua por el glande para que alucine con una experiencia súper placentera.

  • ¡No te cortes!: lo mejor para que el sexo oral sea increíble es que experimentes y pruebes cosas nuevas. Deja atrás la vergüenza y prueba diferentes ritmos, acaricia otras partes de los genitales, no solo el pene, y juega con miradas, sonidos, palabras sucias… ¡Le encantará!

    Qué es hacer un francés completo

  • Mucha saliva: para que el chico disfrute al máximo te recomendamos que uses saliva para que sienta que la zona está bien lubricada. Además, también puedes centrarte en el frenillo ya que es una de las partes más sensibles que tienen. ¡Seguro que alucina!

  • Usa también las manos: para hacer un buen francés completo es importante que, además de tu boca, uses las manos. Comienza usando solo la boca pero, después, incluye la mano para que el movimiento sea más placentero e intenso.

Tener relaciones con la regla: todo lo que debes saber

Tener relaciones con la regla

Tener relaciones con la regla

Existen muchos mitos relacionados con la menstruación y la práctica sexual. Pero, lo único cierto en todo ello, es que no hay ningún problema por disfrutar de las relaciones con tu pareja cuando tienes la regla. El único aspecto que deberéis tener en cuenta es la higiene ya que, como bien sabrás, con el periodo puedes manchar.

En este artículo vamos a descubrirte todo lo que debes saber si quieres tener relaciones con la regla. Consejos y trucos para que la experiencia sea increíble para los dos y que, así, no tengáis que renunciar nunca al sexo. Suena bien, ¿verdad?

Cómo hacer el amor con la regla: los mejores consejos

Si quieres tener relaciones con la regla tienes que saber que tendrás que extremar las medidas de higiene para impedir dejar manchadas las sábanas en extremo. Pero, además de este detalle, lo cierto es que no hay ningún tipo de inconveniente en tener relaciones durante el periodo y, además, puede ser incluso más placentero para la mujer, ya que tiene sus genitales preparados para el encuentro.

Aquí te dejamos algunos buenos consejos con los que podrás hacer el amor con la regla de una forma estimulante y placentera.

Cubre las sábanas o el lugar donde tengas sexo

Es una recomendación que te ayudará a mantener limpia la zona en la que hagáis el amor. No es 100% imprescindible que la lleves a cabo pero, sí, aconsejable para evitar manchas indeseables.

Por ello, una buena opción es colocar una funda o una toalla que puedas lavar después rápidamente. De esta forma, conseguirás controlar tu menstruación y, en el caso de que se escape alguna gotita de sangre, puedas lavarlo fácilmente.

Una buena opción es tener sexo en la ducha y, por eso, en este otro artículo te damos algunos buenos consejos para tener sexo en la bañera.

Tener relaciones con la regla

Posturas más recomendadas para hacer el amor con el periodo

Debido al momento en el que se encuentra la mujer cuando tiene la regla, hay algunas posturas sexuales que son más recomendadas que otras ya que conseguirá una penetración más fácil y sin dolor.

Algunas de las mejores posturas son:

  • El misionero: resulta ideal para que no salga tanta sangre ya que la mujer estará tumbada en horizontal sobre la cama

  • El perrito: también es una opción muy agradable y perfecta para este momento del mes ya que no está totalmente orientada a las sábanas

  • La cucharita: es la posición en la que el hombre abraza por la espalda a la mujer y, en esta pose, se realiza la penetración. Es muy suave y, por tanto, perfecta para este momento del mes

También puedes probar con el sexo anal y disfrutar de una experiencia increíble que, seguro, te encantará.

El anticonceptivo ¡siempre!

Si quieres tener relaciones con la regla tienes que tener en cuenta que el uso de anticonceptivos es IMPRESCINDIBLE. Aunque estés con el periodo, los espermatozoides igualmente pueden penetrar a tu cuerpo y conseguir fecundar uno de tus óvulos. Así que no te arriesgues: con la regla también puedes quedarte embarazada.

La mujer tendrá orgasmos más intensos

Uno de los beneficios de tener sexo con la regla es que la mujer está mucho más predispuesta a estos encuentros íntimos. Además, conseguirá una excitación más rápida e intensa ya que, en este momento, tiene una mayor lubricación natural, además de conseguir una saciedad en el área genital.

¿Qué es la podofilia?

Que es la podofilia

Que es la podofilia

El sexo está repleto de parafilias, aquellas atracciones a determinados objetos o situaciones que consiguen ser absolutamente excitantes para nosotros. Y si hay una parte del cuerpo humano que se ha convertido en el centro de muchas miradas lujuriosas esta es, por absurdo que parezca, la de los pies. Os contamos que es la podofilia, el fetiche sexual con los pies.

Una parafilia hacia los pies

Y es que aunque muchos rechacen los pies y su contacto por considerarlos una zona desagradable, sucia u olorosa, otras personas se sienten sexualmente atraídas a ellos, hasta el punto de que se convierten en centro de atención durante el acto sexual.

Esta parafilia es propia de los hombres, siendo muy extraña en el género femenino. Las explicaciones de su origen abordan distintas teorías planteadas por varios especialistas a lo largo de las décadas, desde Freud hasta neurólogos e investigadores más contemporáneos.

Freud planteaba que al ser el pie una de las primeras partes del cuerpo de la madre que el infante ve, puede desarrollarse un sentimiento de adoración hacia esta zona que si avanza durante las primeras etapas sexuales del niño se convertirá en una podofilia. Por su parte varios sexólogos y neurólogos intentan explicar esta parafilia declarando que dado que los pies y los genitales ocupan espacios continuos en el córtex somático sensorial, haciendo que en el momento de máxima excitación el puente de nuestro pie se contraiga, esta proximidad puede, según los partidarios de esta teoría, explicar también el vínculo que desarrollan algunos entre pies y sexo.

Que es la podofilia

Podofilia, los pies como el centro de atención

Lo cierto esta que esta zona, correctamente estimulada, puede ofrecernos mucho placer. Sin embargo quien tiene como pareja a un podófolo debe tener mucha paciencia y abrir su mente para comprender el poderoso placer que sienten estas personas al acariciar, besar y jugar con los pies.  Por eso no te extrañes si tu chico te invita a masturbarle con esta zona del cuerpo, y más bien disfruta de todos los cariños y atenciones que le ofrece a tus pies.

Si en lugar de ello consideras que esta parafilia está entorpeciendo y afectando sus encuentros sexuales, quizá sea buena idea buscar la ayuda de un terapeuta sexual para intentar superar esta condición y mejorar los encuentros.

Alergia al látex y los condones

Alergia al látex y los condones

 

Alergia al látex y los condones

La alergia al látex no es la más común de las alergias, sin embargo es padecida por muchas mujeres y hombres, convirtiéndose  en un problema importante a la hora de mantener relaciones sexuales de forma segura con los condones.

Los condones son el único método anticonceptivo que es capaz de prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual, siendo efectivos en un 95% cuando son empleados de forma adecuada. Pero cuando eres alérgico(a) al látex ¿cuál es la opción para el sexo seguro?

Alternativas a los condones de látex

En Tapersex Barcelona te damos la alternativa para que disfrutes de tus encuentros sexuales completamente protegido(a).

Aunque los condones de látex son los más populares, no están elaborados con un material hipoalergénico, por lo que algunas personas experimentan molestias con su uso: comezón, ardor, sequedad e irritación en la zona genital después del contacto son las señales más habituales.

Si has experimentado esto cada vez que tú o tu pareja usa un condón o cuando utilizas juguetes sexuales en este material, es posible que tengas alergia  al látex. En ese caso la alternativa perfecta para ti son los preservativos de poliuretano, mucho más resistentes que los de látex y completamente hipoalergénicos. Pueden ser usados con cualquier tipo de lubricante sexual a base de agua o aceite, ofreciendo la máxima protección sin sacrificar el placer.

lubricante sexual a base de agua

Aunque son  más resistentes que los de látex resultan más delgados, lo que favorece el coito haciendo que las sensaciones puedan percibirse de una forma mucho más placentera.

Condones de poliuretano

A pesar de que los condones de látex son los más difundidos, es posible encontrar en muchas farmacias y tiendas eróticas los preservativos de poliuretano. De hecho las marcas más importantes destinadas a la elaboración de condones cuentan ya con sus versiones en poliuretano, por lo que es posible estar protegidas a pesar de esta molesta alergia.

Como hacer un masaje erótico

Como hacer una masaje erótico

 

Como hacer una masaje erótico

¿Quién no ha fantaseado con la idea de un masaje con final feliz? En Tapersex Barcelona te proponemos que salgas un poco de la rutina sexual y sorprendas a tu pareja con un delicioso masaje erótico que le haga suspirar de placer y excitación. Te explicamos como hacer un masaje erótico.

Las claves para un masaje erótico perfecto

Conseguirlo es más fácil de lo que piensas y nosotros te daremos las claves esenciales para aumentar el placer al máximo.

Prepara el lugar donde realizarás el masaje. Si planeas hacerlo en tu cama, cúbrela antes con toallas para evitar que los productos manchen las sábanas. La habitación debe estar iluminada de forma tenue e invitar al relax y la sensualidad, por eso si es posible coloca velas aromáticas y decora con algunas flores frescas, creando una combinación entre spa y santuario de placer.

Productos especiales para masajes eróticos

Te recomendamos adquirir aceites de masajes o velas para masajes. Estos productos no solo permitirán que masajear a tu pareja sea mucho más sencillo, sino que además crearán una atmósfera de sensualidad con aromas agradables que harán que la excitación aumente poco a poco.

 

Vístete con ropa ligera, invita a tu chico o chica a entrar en la habitación y, para hacer aún más excitante el encuentro, quítale tu mismo la ropa, dejándole completamente desnudo(a) para iniciar el masaje. Invítale a costarse de espaldas, para comenzar primero con la parte trasera del cuerpo.

Zonas del cuerpo a masajear

Concéntrate durante algunos minutos en la zona de la espalda, donde se acumula toda la tensión, haciendo movimientos que le ayuden a relajarse y aliviar el estrés. Baja a sus piernas y masajea con movimientos ascendentes y firmes, concéntrate en la entrepierna y hazle saber que este masaje erótico tendrá un buen final. Hazlo todo siempre de forma excitante hasta llegar a su culete.

Como hacer una masaje erótico

En este delicioso punto de placer puedes masajear suavemente las nalgas y estimular el ano, siempre y cuando tu pareja se sienta a gusto con la idea. Cuando sepas que se encuentra excitado(a), desvístete y pídele que se voltee.

Antes de concentrarte en masajear sus genitales, te recomendamos que pases primero por el rostro, el pecho, las piernas y la entrepierna, disfrutando de saber que tu pareja está muy excitada. Luego podrás jugar con sus genitales de forma provocadora, masturbándole y masajeando sus máximos puntos de placer.

Te aseguramos que este delicioso masaje erótico conducirá a un potente encuentro sexual, lleno de altas temperaturas y mucho disfrute.

Consoladores punto G, ¿cómo funcionan?

Consoladores punto G

Consoladores punto G

Sabemos que el punto G es conocido por ser una de las zonas de mayor placer en el cuerpo femenino, y aunque encontrarlo es más fácil de lo que se piensa,  muchas mujeres admiten que necesitan un poco de ayuda para saber exactamente dónde está.

Pensando en eso la industria erótica creó uno de los consoladores más placenteros del mercado: el consolador para el punto G, que llega directo a esa zona de placer para estimularla al máximo.

Estas piezas son mucho más pequeñas que un consolador normal y cuentan con una pronunciada curvatura hacia arriba que, una vez dentro de la vagina llega directamente al punto G para estimularlo. Los podemos conseguir completamente lisos, aunque es habitual que estén tallados con relieves para aumentar el placer o que incluso se presenten con formas de animales, luciendo discretos y muy tiernos, pero con un potente efecto en la masturbación.

Los modelos más sencillos vienen sin vibración, aunque existen otros con varios niveles de vibración que hacen que la experiencia sea completamente placentera, incrementando las sensaciones.

Lo mejor de los consoladores para el punto G es que pueden usarse en soledad para hacer de la masturbación una experiencia mucho más excitante y nueva, o en pareja, y es que a tu chico le encantará verte retorciéndote del disfrute mientras él te masturba con ese discreto y delicioso juguetico.

¡Chicas a probarlo! Atreveros a una experiencia deliciosa como pocas.