Como elegir un lubricante sexual

Como elegir un lubricante sexual

 

Como elegir un lubricante sexual

Aunque para muchos el lubricante sexual  es un accesorio que jamás ha estado en su poder, la realidad es que este producto resulta muy útil no solo durante prácticas como el sexo anal, o en etapas en las que la mujer padece de sequedad vaginal, sino también para utilizar juguetes sexuales como consoladores, vibradores o plugs anales, haciendo que tanto el sexo como la masturbación sean mucho más placenteros.

El mercado de los lubricantes sexuales

Pero en el mercado existen una gran cantidad de lubricantes sexuales, por eso muchas personas se preguntan cómo elegir el más acertado. En Tapersex te damos algunas claves para escoger el lubricante ideal sin temor a equivocarte.

– Es fundamental que elijas el lubricante pensando en el uso que le darás. En el mercado encontrarás lubricantes vaginales que pueden emplearse tanto en penetraciones vaginales como en la masturbación, lubricantes anales específicos para este tipo de encuentros, y lubricantes comestibles o son sabor, geniales para el sexo oral.

– Los lubricantes a base de agua son siempre los más recomendables, ya que reducen al mínimo la posibilidad de padecer irritaciones y molestias además de ser compatibles con los preservativos de látex.


– Si estás usando el lubricante íntimo porque padeces sequedad vaginal, los lubricantes de silicona son entonces una mejor alternativa para ti, pues su efecto es mucho más duradero y pueden ayudarte a reducir los síntomas de esta molesta condición.

 


– Evita por completo lubricantes a base de aceite, como es el caso de la popular vaselina, pues este tipo de productos suelen causar muchas irritaciones y molestias en la zona genital.


– Además de tomar en cuenta las especificaciones anteriores, puedes animarte a optar por productos que estimulen los sentidos, como los lubricantes de efectos calor o efecto frío que llevan al límite las sensaciones durante el sexo. Estos pueden ser divertidos para variar de vez en cuando.

 

Por último recuerda siempre elegir productos de calidad, adquiridos en una tienda especializada en artículos sexuales, de esta forma garantizas no solo su éxito sino que además contarás con asesoría de expertos para aclarar todas tus dudas y escoger el lubricante perfecto para ti.

¡Lubrico demasiado y no siento la penetración!

Lubrico demasiado y no siento la penetración

Lubrico demasiado y no siento la penetración

Al parecer aquella frase que reza que los extremos nunca son buenos es más que cierta. Y es que cuando de lubricación vaginal se trata nada mejor que un punto medio. Su ausencia hace que la penetración sea molesta y dolorosa y su exceso que no sintamos el pene de nuestra pareja durante la penetración con tanta intensidad.

Las mujeres debemos la lubricación vaginal al funcionamiento de las glándulas de Bartholino, que se encuentran en los laterales de nuestra vagina. Éste líquido viscoso ayuda a que la penetración sea más suave y mucho más placentera y su cantidad resulta completamente variable, y es que la lubricación depende no sólo del nivel de excitación, sino también del momento del ciclo menstrual en el que nos encontremos, la postura que estamos experimentando durante el acto sexual, los juegos previos y nuestra disposición al sexo en ese momento.

Todos los excesos son negativos

Lubricar por supuesto que no solo es natural, sino que es completamente positivo, pero cuando se presenta de manera excesiva puede hacer que la penetración no sea tan placentera disminuyendo la intensidad de las sensaciones. En este punto es que muchas mujeres se alarman por la condición.

Lubrico demasiado y no siento la penetración

Cuando es algo ocasional, el exceso de lubricación puede deberse a tu ciclo menstrual o a una infección, pero si se presenta como algo constante y sobre todo afecta tu disfrute sexual, es recomendable visitar a tu ginecólogo para una revisión completa, de esta forma se podrá determinar la causa exacta del exceso de fluidos y su posible tratamiento.

Lubricar durante el sexo es normal

Lubricar durante el sexo es normal y saludable, por ello si ambos la pasan bien, si la penetración te resulta placentera, entonces no debes preocuparte por esta condición, dedícate a disfrutar del sexo junto a tu pareja y a vivir a plenitud cada orgasmo.