Consoladores punto G, ¿cómo funcionan?

Consoladores punto G

Consoladores punto G

Sabemos que el punto G es conocido por ser una de las zonas de mayor placer en el cuerpo femenino, y aunque encontrarlo es más fácil de lo que se piensa,  muchas mujeres admiten que necesitan un poco de ayuda para saber exactamente dónde está.

Pensando en eso la industria erótica creó uno de los consoladores más placenteros del mercado: el consolador para el punto G, que llega directo a esa zona de placer para estimularla al máximo.

Estas piezas son mucho más pequeñas que un consolador normal y cuentan con una pronunciada curvatura hacia arriba que, una vez dentro de la vagina llega directamente al punto G para estimularlo. Los podemos conseguir completamente lisos, aunque es habitual que estén tallados con relieves para aumentar el placer o que incluso se presenten con formas de animales, luciendo discretos y muy tiernos, pero con un potente efecto en la masturbación.

Los modelos más sencillos vienen sin vibración, aunque existen otros con varios niveles de vibración que hacen que la experiencia sea completamente placentera, incrementando las sensaciones.

Lo mejor de los consoladores para el punto G es que pueden usarse en soledad para hacer de la masturbación una experiencia mucho más excitante y nueva, o en pareja, y es que a tu chico le encantará verte retorciéndote del disfrute mientras él te masturba con ese discreto y delicioso juguetico.

¡Chicas a probarlo! Atreveros a una experiencia deliciosa como pocas.

Aprende a estimular el Punto G

Aprende a estimular el Punto G

Aprende a estimular el Punto G

No se trata de un sitio mítico ni de una leyenda urbana, el punto G existe y estimularlo de forma adecuada es la clave para experimentar orgasmos intensos y únicos.

Dónde se ubica el punto G

Lo primero antes de saber cómo hacerlo, es entender dónde se ubica. El Punto G está a pocos centímetros de la entrada de la vagina, si introduces tu dedo corazón deberás curvarlo hacia adentro, hacia la parte delantera de tu vientre, como si quisieras tocar tu vientre desde adentro. Ve explorando con tu dedo por toda esa zona, al llegar a él sentirás una cosa esponjosa que es muy distinta en textura a tus paredes vaginales, ése es el punto G.

Ésta técnica es la más practicada, sin embargo muchas mujeres no consiguen ubicarlo, por eso existe un accesorio sexual que viene de maravilla: el estimulador de Punto G. Éste producto en crema hace que nuestro punto G aumente su tamaño, inflamándolo para que sea mucho más fácil ubicarlo mientras que lo sensibiliza para disfrutar  más de la estimulación.

Placer máximo con consoladores para el punto G

Una vez que lo has encontrado debes tocarlo suavemente, con movimientos circulares o ir probando para detectar que tipo de movimientos te generan más placer, si mientras lo haces tocas tu clítoris el disfrute será increíble. Si tu pareja tiene el pene curvo inclinado hacia arriba ¡felicidades! Él cuenta con un pene perfecto para hacer que tu punto G disfrute sin parar, algo que seguramente ya habrás notado en tus orgasmos.

Otra gran alternativa en el caso de que nuestro chico no cuente con ese tipo de pene, es utilizar un consolador para el Punto G. Se trata de un consolador muy pequeño con una forma curvada hacia arriba, que sirve exclusivamente para hacernos alucinar de placer estimulando esta zona tan excitante de nuestro cuerpo. Los resultados son increíbles, con orgasmos intensos y realmente distintos a cualquier otro.

 

Animaos chicas, que son muchas las opciones para encontrar y estimular vuestro punto G, y conseguir así disfrutar de masturbaciones y encuentros sexuales ¡muy intensos!

¿Cómo conseguir el orgasmo vaginal?

Cómo conseguir el orgasmo vaginal

Cómo conseguir el orgasmo vaginal

Lejos de lo que se piensa popularmente el orgasmo vaginal, aquel que ocurre gracias a la penetración, es uno de los más difíciles de alcanzar. La mayor parte de las mujeres consigue el clímax gracias a la estimulación del clítoris en los juegos previos. Pero un delicioso y placentero orgasmo vaginal es posible si seguimos algunos consejos. Anímate a poner en práctica estas claves que te damos en Tapersexbarcelona e intensifica tus encuentros sexuales con el máximo disfrute.

El orgasmo vaginal, el gran desconocido

Lejos de lo que se piensa popularmente el orgasmo vaginal, aquel que ocurre gracias a la penetración, es uno de los más difíciles de alcanzar. La mayor parte de las mujeres consigue el clímax gracias a la estimulación del clítoris en los juegos previos. Pero un delicioso y placentero orgasmo vaginal es posible si seguimos algunos consejos. Anímate a poner en práctica estas claves que te damos en Tapersex Barcelona e intensifica tus encuentros sexuales con el máximo disfrute.

– La clave número uno para conseguir el orgasmo vaginal es nunca saltarse los juegos previos. Es en éste momento donde la mujer puede alcanzar altos niveles de excitación a través de la estimulación de zonas erógenas importantes como los senos, el clítoris o el ano. La masturbación en pareja y el sexo oral son las mejores opciones para preparar el terreno para un intenso orgasmo vaginal.


– Encontrar y estimular el punto G es una de las mejores formas de alcanzar un orgasmo durante la penetración. Si sabes dónde está tu punto G no temas pedirle a tu chico que lo estimule mediante la masturbación o con el uso de
consoladores para el Punto G, que alcanzan directamente este lugar de placer haciéndote vivir intensos orgasmos, una experiencia que puede hacer el encuentro muy divertido para ambos si alternan los juguetes sexuales con la penetración.


– Para las que no consiguen ubicar su punto G pueden valerse de
cremas estimulantes, que aumentan su tamaño haciéndolo aún más sensible y fácil de ubicar. Una gran alternativa para obtener deliciosos orgasmos vaginales.


– Debido a que el clítoris es una de las zonas erógenas que más placer nos genera, aquellas posturas que durante la penetración lo rozan o estimulan, son las mejores para alcanzar el orgasmo vaginal. Por ejemplo El Tornillo: te acuestas al borde de la cama con las dos piernas hacia un lado, tu chico se arrodilla y te penetra, a medida que su pene entra y sale el clítoris es estimulado y el placer no se hace esperar.


– El Molde es otra postura fantástica para este fin. Tú te acuestas de lado mientras él te penetra ubicándose a tus espaldas. El movimiento estimula el clítoris y con sus manos él puede acariciar tus senos, el disfrute está garantizado y el orgasmo vaginal también


Alcanzar un orgasmo vaginal es posible usando las técnicas adecuadas, abriendo campo a los juegos previos, la exploración y el disfrute. Y si quieres llevarlo más al límite y experimentar sensaciones intensas, entonces puedes probar con una
crema estimulante para el orgasmo, que sensibilizará tu clítoris y te llevará directo al clímax.